El Auditorio de Sevilla, denominado oficialmente Auditorio Municipal Rocío Jurado, fue construido con motivo de la Exposición Universal de Sevilla de 1992 en la Isla de La Cartuja de Sevilla (España).

Su diseño correspondió al arquitecto Eleuterio Población Knappe. La plataforma escénica, de 3.000 m2, es uno de los escenarios al aire libre más grandes del mundo. El foso de orquesta ha sido cubierto para ofrecer una mayor capacidad de público sentado, hasta 8000 en total, dado que se abandonó su uso para ópera y clásica. La colina natural existente en este mismo lugar se convierte en un graderio informal, en el que se superponen los 4.000 asientos de diversos colores y la visión lateral desde el césped de la ladera. Su fachada está revestida con mármol de Macael (Almería).

El Auditorio de la Isla de la Cartuja fue inaugurado por Rocío Jurado en septiembre de 1991, y hasta la fecha ha sido la cantante que más ha actuado sobre ese imponente escenario. Durante la Exposición Universal de Sevilla (1992) ese auditorio fue sede del espectáculo Azabache en el que se reunían las más grandes figuras de la Canción Española. Imperio Argentina, Nati Mistral, Juanita Reina y María Vidal acompañaron a Rocío Jurado en el espectáculo más grande en la historia de la copla. Desde entonces, por el Auditorio de la Isla de la Cartuja han desfilado las más grandes Orquestas, Grupos y Solistas que lo han convertido en parte del patrimonio cultural de Sevilla y toda Andalucía.

El Ayuntamiento de Sevilla se hizo propietario del Auditorio en el año 2006, bautizándolo con el nombre de Rocío Jurado. Al asumir la propiedad del Auditorio el Ayuntamiento, se iniciaron una serie de proyectos de mejora, incluyendo la cubierta del edificio, así como la ampliación del espacio con el fin de desarrollar actividades durante todo el año, que aún no se han realizado.